¿Qué es la “infodemia”?

Así como se propaga el virus COVID-19, una segunda pandemia que nos acecha como sociedad, y a lo largo y ancho de todo el mundo, es la infodemia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la definió como la sobreabundancia de información falsa, errónea y/o malintencionada, y su rápida propagación entre las personas.

23 de julio de 2020
Por: Organización Mundial de la Salud (OMS)

La pregunta que cabe hacer es en qué puede perjudicar esta otra pandemia. En relación a ello, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, asegura que la evolución del brote de coronavirus dependerá de la medida en que se haga llegar la información correcta a la gente que la necesita. 

La INFODEMIA no es algo que haya surgido con el brote de coronavirus en el mundo, pero sí ha crecido y enormemente conforme este brote se volvió pandemia, y es altamente peligroso. Con la velocidad a la que pueden viajar los mensajes hoy por hoy, a sabiendas de que la gran mayoría de la población no se toma el tiempo de chequear la información que consume, y tomando en cuenta el hecho de la democratización de la información, es decir, quien quiera, desde su red social, tiene la posibilidad de crear y/o difundir noticias falsas, estamos hablando de que millones de personas en el mundo pueden contribuir, intencionadamente o no, a crear desinformación. 

En los tiempos en los que una pandemia asola al mundo, difundir información falsa, ya sea sobre posibles tratamientos, cuidados, mitos o posibles curas que aún no existen es altamente peligroso y dañino, para toda la sociedad en general y para las personas de riesgo en particular. Este tipo de información puede causar mucho malestar en la sociedad, tales como ansiedad, angustia o depresión, o por el contrario, brindar una solución falsa a una pandemia cuyo tratamiento por el momento no ha sido descubierto. 

Nunca se hizo tan visible como ahora que la desinformación puede afectar al buen comportamiento de una sociedad. En este caso en particular, sabemos que el único modo de combatir el COVID-19 hasta el momento es resguardarnos en nuestras casas y lavarnos las manos con agua y jabón frecuentemente, así como desinfectar aquellos elementos y superficies que toquemos con frecuencia, o la de los insumos que adquiramos cuando salimos a hacer las compras necesarias para abastecernos. Así podremos evitar que el virus se propague rápidamente en la sociedad. Ahora bien, si las personas consumen informaciones que van en contra de estas recomendaciones, o que incitan a llevar a cabo otras prácticas cuyos efectos pueden ser nocivos o desconocemos,  podríamos incurrir en un gran malestar a nivel social, propiciando la propagación del virus por ejemplo, lo cual podría en un caso extremo, llevar a colapsar los sistemas de salud. 
Por eso, desde 100 Por Cierto, te recomendamos solo difundir información de fuentes confiables, como la Organización Mundial de la Salud, o el Ministerio de Salud de tu país.